Más de 80 toneladas de alimentos fueron comercializadas esta semana en puntos de abastecimiento descentralizados

Mercado Mayorista Móvil y feria Allin Pallay – Canasta del Campo visitaron esta semana los distritos de Villa María del Triunfo, San Luis, San Juan de Lurigancho y el Cercado de Lima.

• Más de 3,500 comerciantes minoristas y vecinos de la ciudad pudieron adquirir alimentos de primera necesidad a precios accesibles.

Zoom Empresarial.- En medio de la emergencia sanitaria que atraviesa nuestro país por el avance del COVID-19, la Municipalidad de Lima continúa llevando alternativas de abastecimiento, como el Mercado Mayorista Móvil y la feria Allin Pallay – Canasta del Campo, a los distritos del norte, sur, este y centro de la ciudad.

ESET Security Days

Esta semana, a través de estas dos iniciativas, se han comercializado más de 80 toneladas de alimentos de primera necesidad en los distritos de Villa María del Triunfo, San Luis, San Juan de Lurigancho y el Cercado de Lima, beneficiando a más de 3,500 vecinos de la ciudad.

Los asistentes pudieron adquirir frutas, como piña y plátano; verduras, como brócoli y espinaca; hortalizas, como lechuga y cebolla; tubérculos, como papa y camote; y pollos, carne de res, de cerdo, de pato, entre otros alimentos, a precios accesibles.

“El objetivo de realizar estas importantes acciones es que nuestros vecinos puedan continuar adquiriendo alimentos de primera necesidad a precios justos y en ambientes seguros, por ello es que cada feria o mercado móvil cuenta con todas las medidas sanitarias preventivas”, sostuvo Patricia Talavera, gerenta de Desarrollo Económico.

Cabe señalar que estas acciones, impulsadas por el municipio limeño, generaron ingresos por S/60 mil a favor de los comerciantes del Gran Mercado Mayorista de Lima y S/30 mil en beneficio de las familias agrícolas de los valles del Rímac, Chillón y Lurín, quienes han sido afectadas por el avance del COVID-19.

La Municipalidad de Lima, a través de la Gerencia de Desarrollo Económico, continuará llevando productos de primera necesidad, a fin de beneficiar a más vecinos de la capital y contribuir a la economía de los comerciantes mayoristas y las familias agrícolas, acercándolas a los consumidores finales, sin intermediarios.