CADEx: “Se requiere de una reforma del sistema de pensiones sostenible que evite la pobreza en la vejez”

Zoom Empresarial.- En medio de los debates y diversos dictámenes que el Congreso de la República está emitiendo alrededor de la reforma del sistema de pensiones nacional, IPAE Asociación Empresarial presentó CADEx: “Un sistema de pensiones para todos”, con la participación de Carmen Omonte, presidenta de la Comisión Especial de Reforma de Pensiones del Congreso; Giovanna Prialé, presidenta de la Asociación de las AFP; y David Tuesta, exministro de Economía y Finanzas. La conducción estuvo a cargo de José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú.

Los expositores coincidieron que es necesario tener una reforma estructural del sistema de pensiones en la que participen todas las partes -Estado, sistema público y privado-, así como que es imprescindible mejorar la comunicación hacia la población, donde la Superintendencia de Banca y Seguros ha jugado un papel mínimo para ayudar a entender a las personas que la pensión que tendrán dependerá de los años de contribución y de cuánto aporten.

Dio inicio a las exposiciones y debate, la parlamentaria Carmen Omonte quien señaló que de 17.8 millones de la Población Económicamente Activa, 12.3 millones están afiliados a un sistema de pensiones y que 5.5 millones no lo están. De los afiliados, el 29% (5.1 millones) son cotizantes y el 41% (7.2 millones) no son cotizantes. En este escenario, la congresista dijo que la reforma del sistema se debe dar debido a que actualmente hay una baja cobertura, las pensiones son insuficientes, no hay pensión mínima en el Sistema Privado de Pensiones (SPP), hay una baja rentabilidad, altas comisiones, hay un reparto perverso en el sistema de la ONP, falta de competencia, así como poca transparencia y supervisión.

“Ante la compleja situación, desde el Congreso decide conformar la comisión para la reforma integral de pensiones con el objetivo de asegurar una pensión de jubilación justa y digna a la población”, señaló.

La propuesta del Congreso, explicó Omonte, está enfocada en cuatro pilares: el No Contributivo (Pensión 65), se busca focalizarlo en los pobres o pobres extremos y que deba existir una pensión universal; el Semicontributivo, está enfocado en garantizar una pensión mínima; el Contributivo, se propone cuentas de capitalización individuales o colectivas y fomento del ahorro en independientes o mixto; y el Voluntario, basado en aportes de ahorros voluntarios para trabajadores con mayores ingresos.

A su vez, Giovanna Prialé sostuvo que resulta fundamental hablar de una reforma pues se tiene un sistema público que significa un costo para el Estado creciente (costo real del 1.10% del PBI), que no es sostenible por el sistema demográfico de envejecimiento de la población. Señaló que, “No queremos llegar a una realidad como Europa, con una población longeva en su mayoría; ya en el 2020 tenemos un trabajador que sostiene la pensión de cuatro jubilados”.

“Las comisiones en el sistema privado tienen tendencia a la baja, porque debemos recordar que cada dos años se realiza una licitación en que se han ofertado comisiones cada vez más bajas; por lo tanto, no es verdad que Perú tenga una comisión alta en relación a sus pares”.

La representante de las AFP dijo que es necesario tener una reforma porque falta cobertura, según data del sistema de afiliados señalada líneas arriba. Sin embargo, Prialé señaló que hay una gran diferencia en cuanto a las pensiones en donde la del SPP es S/ 1,072 en promedio, la de la ONP es S/ 784 y en Pension 65 es de S/ 125 soles; y que además el SPP no representa un costo al Estado mientras que en el sistema público hay un costo fiscal de más de dos mil millones de soles y en el de Pensión 65, cerca de 860 millones anuales.

Sobre la propuesta del SPP para la reforma, Giovanna Prialé dijo que está enfocada en el incremento de la cobertura, una pensión mínima para todos y acceso a pensión para informales e independientes y menores costos de capitalización individual.

A su vez, David Tuesta especificó que en los 80s existía un sistema quebrado y excluyente, junto con la inestabilidad del país. Continuó diciendo que en 1993 se dio una reforma que generó un marco sólido y estable para el ahorro, pero no suficiente para atender los grandes retos del mercado laboral peruano, particularmente el colectivo informal y/o independiente, sumado a un error en el diseño grave al dislocar el componente obligatorio; comentó que las inconsistencias de hoy se remontan a tres décadas atrás.

El especialista explicó que hay un problema de dislocamiento de mercado, en donde hay un sistema de pensiones para trabajadores formales (25%) que van a la AFP o a la ONP, y un 75% de la PEA (informales) que no está correctamente atendido. Tuesta propuso que se debe de buscar atender el contundente problema de los ciudadanos desprotegidos, afinar el funcionamiento del sistema para quienes ya tienen cobertura y que se debe integrar todo el sistema, hoy fragmentado.

Asimismo, especificó que existen problemas graves que se deben ver como: el rol del Estado ha sido inexistente en los dos sistemas; el afiliado esta sin protección, donde nadie los representa; y que los reguladores suponen que no ha habido acciones concretas. También que no hay información activa hacia el afiliado. “Por ejemplo, alguien le ha dicho a algún trabajador que, si quiere obtener una pensión de al menos el 70% de tasa de reemplazo, probablemente tiene que aportar 50% más de lo que aporta hoy o trabajar más tiempo”.

Sobre las reformas que está planteando el Congreso de la República, Omonte dijo que “Se está buscando una propuesta técnicamente viable y sostenible financieramente, y bajo un consenso político-social. La propuesta que se presentará en octubre va a ser una que nos lleve a tener la certeza de la sostenibilidad, la cobertura y la calidad”. De la misma forma, dijo que es básica la educación financiera, que debe incluirse en la currícula escolar y universitaria. “Es básico que nuestros jóvenes conozcan lo que les depara el futuro y lo que deben asumir”.

En el caso de la competitividad del SPP para generar mayor oferta, Prialé expresó que “Hay dos rumbos, por un lado, está el generar mayor certidumbre para generar mayor atracción a inversionistas. Y el segundo, que es fundamental, es seguir reduciendo costos, una cosa que está clara que tener la ONP por un lado y Pensión 65 por otro, y el SPP por otro genera mucha grasa al Estado. Se debe incorporar más agentes descentralizados a la Agente AFPnet, no solo para el sistema privado sino para el público. No hay que cerrar las oportunidades y tenemos que tener la mente abierta para buscar mercados más competitivos”.

Sobre el tema de la informalidad y su relación con el sistema de pensiones, David tuesta expuso que hay un grupo de trabajadores que son formales y son independientes, hace algunos años se propuso la cotización obligatoria de trabajadores independientes, esta propuesta se debería reincorporar. La parte que es netamente informal debe abordarse con productos más ad-hoc, más flexibles, de apoyo por parte del Gobierno, barato en términos de comisiones, con apoyo por parte de la tecnología o con la participación de otros actores. Siempre intentando orientar que sea hacia largo plazo. “Uno debe tener una regulación más o menos rígida sobre quien gestiona tus fondos, pero más flexible sobre el tema del ahorro. Para ver a las personas informales, debemos entrar poco a poco y entrar con productos más acordes a sus necesidades”, sentenció.

La congresista Carmen Omonte dijo que la discusión de la reforma del sistema de pensiones es una discusión mundial: No hay fórmula perfecta, no todos los países tienen ese porcentaje de informalidad, la necesidad de reformar está allí. “El estado no ha cumplido su rol, probablemente por eso hemos tenido diversos traumas en la sociedad, por eso es que quizás no se toca mucho. No ha habido transparencia ni información, yo quiero mirar con esperanza lo que está sucediendo, que no tenemos otra alternativa que plantear soluciones, más que buscar responsables, pero si es fundamental de que ahora con todo ese conocimiento sobre la discusión que tenemos en la comisión, es mirar hacia adelante, ya no podemos dar marcha atrás, somos conscientes que es un sistema que no da frutos y en la práctica ha fracaso, aquí es imperativo hacer la reforma”, enunció.

Sobre el punto anterior, Giovana Prialé especificó que hay una falta de voluntad política. “He buscado distintas autoridades políticas del sector económico y no se pudo hacer nada. La ley es una ley antigua y no te permite desarrollar productos nuevos para independientes. Las pensiones no nacen por sí solas, debe haber una contribución del empleador, la empresa y el Estado. Tenemos una falta de institucionalidad en el país”, concluyó.

A su turno, David Tuesta analizó que no hay un tema de sostenibilidad en la propuesta del Congreso y expresó su preocupación. “Tengo muchas esperanzas en la reforma, pero la parte estructural me preocupa mucho porque no podemos hipotecar el futuro que es uno de los grandes temores”. Continuó diciendo que “hay muchas expectativas rotas por parte de la población y se debe a falta de voluntad de todas las partes desde el Estado hasta las AFP. Hay países donde se negocian las comisiones con el esquema de pensión, acá no hay eso y el afiliado no se siente representado y se requiere voluntad por parte de todos los componentes, incluida la SBS, para que al afiliado se le informe adecuadamente”, afinó.

Como última reflexión, Omonte aseveró que el sistema ha fracasado y que por eso es importante la reforma con una propuesta sostenible.

Giovana Prialé finalizó diciendo que es importante pensar en el afiliado y que a este le cueste menos la comisión. “Es fundamental reconocer que enfrentamos dos situaciones complejas; por un lado, la pandemia y por otro lado la crisis económica. Esperamos que la propuesta que se está trabajando del Congreso incluya la calidad de vida y evite la pobreza en la vejez”.

Tuesta dijo que se tiene que avanzar en el pilar solidario, en un pilar obligatorio, y que cuente con el ahorro privado, y uno voluntario es fundamental para el independiente y pueda tener un ingreso previsional.

Al finalizar, José Ignacio Beteta, quien dirigió la sesión, comentó que hay una necesidad de comunicación, empatía y claridad en donde es necesario sumar todas las fuerzas, de lo contrario la desinformación y el afán de protagonismo político puede llevar a un punto donde sea difícil reconstruir. Si bien esta nueva propuesta de reforma actualmente mantiene muchos detractores, quizás termine siendo el punto de partida para un nuevo sistema donde el dinero que cada aportante da, sea para su propio fondo, lo que no sucede actualmente. “Este proceso tan necesario que atravesamos ahora quizás termine siendo la palanca o llave para tener un mejor sistema de pensiones, uno que todos los peruanos merezcamos”.

Sobre CADEx

Es un nuevo espacio digital que presenta IPAE Asociación Empresarial. Este busca discutir y poner en agenda temas de relevancia nacional, con la participación de destacados líderes. La edición anterior de CADEx: “Educación a distancia: Lecciones y Desafíos” se puede seguir viendo a través del YouTube y Facebook institucional.

Desde IPAE tenemos el firme propósito de impulsar a líderes comprometidos por un Perú desarrollado. Por ello, desde hace 61 años, movilizamos y potenciamos el impacto de los líderes del sector privado, sector público, academia y sociedad civil.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .