Encontrando formas de reutilizar electrodomésticos viejos por el bien de nuestro planeta

¿Sabías que de las más de 50 millones de toneladas de productos electrónicos que se desechan cada año, solo un 17% se recicla? La mayor parte de estos ‘e-wastes’ (desechos electrónicos) terminan contaminando el medio ambiente al depositarse en vertederos o al ser incinerados. Dado que se espera que los ‘e-wastes’ (desechos electrónicos) anuales alcancen 74 millones de toneladas para 2030, la comunidad mundial ha comenzado a tomar medidas para reducir el consumo y minimizar los desechos.

Impulsada por el deseo de mantener nuestro planeta limpio para las generaciones venideras, Samsung Electronics se compromete regularmente con esfuerzos ecológicos que ayuden a establecer una economía circular. La compañía está constantemente explorando formas de reducir el impacto de sus productos en el medio ambiente – incluido el aumento de la vida útil de los productos – y encabezando los esfuerzos para reciclar sus recursos.

En este sentido Samsung está aumentando el uso de plástico reciclado al utilizar materiales de electrodomésticos viejos para fabricar nuevas piezas de refrigeradoras y máquinas de lavar. En el siguiente video, podrás descubrir cómo Samsung está utilizando materiales reciclados para incluir electrodomésticos nuevos y viejos en su visión de economía circular.

1Según el Global E-waste Monitor 2020 de la E-Waste Statistics Partnership (GESP), la cantidad de desechos electrónicos en 2019 fue de 53,6 millones de toneladas métricas (Mt).