ALFIN Banco devela oficialmente identidad

La identidad visual de ALFIN Banco fue develada hoy en todas las agencias de la institución a nivel nacional. De acuerdo a René Jaime, su Director General, es la partida de nacimiento de un nuevo banco construido a lo largo del último año, desde que un grupo de inversionistas independientes comprase la sucursal peruana de Banco Azteca. “No es un cambio de nombre”, indicó el ejecutivo. “Es el nacimiento de un nuevo banco con cultura, propósito y modelos de negocio y gestión distintos de los de Banco Azteca”

Mientras Banco Azteca tenía un modelo de colocaciones uno a uno, clientela no bancarizada de alto riesgo y tasas de interés por producto, las colocaciones de ALFIN se basan en el análisis de data, apuntan a una clientela diversificada a la que se ha incorporado clientes bancarizados de riesgo moderado y bajo, y aplica tasas de interés segmentadas según perfiles de riego”, informó Jaime.

“ALFIN está también en un proceso de fortalecimiento patrimonial que en 2021 superó la meta de S/. 75 millones que se había fijado”, añadió.

“ALFIN es un banco con propósito” señala Jaime. “Se trata de impulsar la prosperidad de los emprendedores jóvenes y sus familias”, precisa. “Para ello hemos creado un ecosistema de productos, servicios y beneficios que trabajan en las distintas dimensiones que le dan soporte a esa búsqueda de la prosperidad”, concluye.

“Esta oferta de productos, servicios y beneficios ha sido construida de la mano de los clientes de ALFIN”, añade Jaime. “Durante los últimos meses hemos llevado adelante campañas de levantamiento de información que nos han permitido identificar las necesidades e intereses de los emprendedores”, señala el ejecutivo.

“Entre los temas relevantes para los clientes de ALFIN Banco figuran, por ejemplo, la reducción del plazo de evaluación de créditos (que pasó de 48 a 24 horas y, ante la presentación de DNI, a solo una) un mayor disponibilidad de puntos de pago (que se han elevado hasta 12,000 agentes corresponsales de Western Union y Kasnet) y la reducción de tasas de interés, que pasaron de 158% (entre las más altas del sistema financiero peruano) a menos de la mitad y por debajo del tope de 83.4% establecido por el Banco Central de Reserva.  Seguirá bajando” finaliza el Director General de ALFIN Banco.