Día Mundial contra el Cáncer: 11 señales en nuestro cuerpo que no debemos dejar pasar

  • Conoce de la mano de una especialista la importancia de la prevención y qué señales en nuestro cuerpo podrían indicarnos que hay algún problema.

Sin duda la prevención es la mejor medicina, y si hablamos de enfermedades como el cáncer, sabemos que tomar medidas anticipadas puede reducir el riesgo de sufrirlo. En ese sentido, es recomendable empezar por evitar algunas costumbres dañinas que pueden volvernos propensos a sufrir algún tipo de cáncer y, además, estar atentos a las señales de alerta que nuestro cuerpo nos da.

“Es importante cuidar nuestro cuerpo y adoptar costumbres saludables que nos permitan tener una salud óptima. Algunas costumbres que pueden abrir puertas a ciertos tipos de cáncer son el fumar, beber alcohol en exceso, el sedentarismo, baños de sol sin protección, alto consumo de sal, entre otros. Además, debemos realizarnos chequeos preventivos y estar atentos a algunas señales que nuestro cuerpo nos da que podrían indicar que hay un problema”, explica la Mg. Marlene Goyburu, coordinadora de la especialidad de enfermería oncológica de la Universidad Norbert Wiener.

En el Día Mundial contra el Cáncer (4 febrero), la especialista nos indica cuáles son algunas señales de alerta que no debemos dejar pasar:

1.        Aparición de un bulto.

2.        Un dolor persistente que no cesa por muchos días.

3.        Una herida, úlcera o llaga en la boca que no se cura.

4.        Un lunar que cambia de forma, tamaño, color, sangra o duele.

5.        Una lesión en la piel de reciente aparición que continúa creciendo.

6.        Sangrados anormales.

7.        Tos y ronquera persistentes.

8.        Pérdida de peso injustificada.

9.        Cambios en los hábitos urinarios o intestinales.

10.    Cansancio constante y sin razón aparente.

11.    Falta de apetito prolongado.

Goyburu indica, también, que es importante realizarnos chequeos preventivos según nuestro rango etario una vez al año. “En el caso de las mujeres entre 25 y 64 años, por ejemplo, son importantes las pruebas de detección temprana de cáncer de cuello uterino mediante el Papanicolaou (PAP). En mujeres de 30 a 49 años deben hacerse la prueba de tamizaje de cáncer de cuello uterino a través de inspección con ácido acético (IVAA) y prueba molecular de VPH. Además, exámenes clínicos anuales de mama en mujeres entre 50 a 69 años y mamografías anuales, o cada dos años, en mujeres a partir de los 50 años. En el caso de los hombres, a partir de los 50 años, es indispensable el descarte de cáncer de próstata, examen físico, tacto rectal y PSA, descarte de cáncer de estómago y piel, entre otros”, explica.

Para finalizar, la especialista sostiene que en nuestro país el tipo de cáncer más común en hombres es el cáncer de próstata, el cáncer de estómago y el de colon-recto. En mujeres, el cáncer de mama, el cáncer de cérvix y el cáncer de estómago.