Una “segunda vida” para generar menos residuos

Cada día, empresas de diversos rubros realizan actividades en las que los residuos sólidos forman parte de ellas. En la actualidad, muchas compañías promueven, a través de buenas prácticas, una economía circular, por ejemplo, procesos de logística y manufactura  más sostenibles para la preservación del planeta.

Según datos del Climate Analysis Indicator Tool (CAIT) del World Resources Institute (WRI), la emisión de gases de efecto invernadero provenientes de residuos sólidos en el Perú no han dejado de subir desde el 2007. Ante esto, empresas como Mondelez International en Perú, han tomado acciones concretas para reducir su impacto. Esta compañía líder en snacks, en su Planta de galletas ubicada en Lima, viene desarrollando diversas estrategias logrando su objetivo de “Zero Waste To Landfilled” (cero residuos a rellenos sanitarios).

“En Mondelez Perú tenemos clara la importancia de cómo una adecuada cultura de sostenibilidad puede impactar positivamente en el ecosistema. Tal es así que al 2021 sólo el 10% del total de los residuos de la Planta Lima fueron incinerados, el otro 90% se enviaron para reciclaje, aprovechando al máximo cada proceso. Algo que continúa motivándonos a buscar la minimización de residuos a través de alternativas, enfocadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, afirmó Javier Montes de Oca, jefe de Planta Lima.

En todo el Perú se generan 21.658 toneladas de desperdicios diariamente. De esa cantidad, el 20,8% son residuos reciclables y el 55,6% son residuos orgánicos. En el 2020 se recuperaron, a través de empresas u organizaciones formales, 59.021 toneladas de residuos, según cifras oficiales.

“Nos sentimos sumamente orgullosos de haber reciclado 15% de lo que anteriormente eran residuos comunes, como los desperdicios del comedor que se reutilizan como abono orgánico para plantas, los uniformes usados que ya cumplieron su vida útil que se reutilizan para generar souvenirs como alfileteros, así como los zapatos de nuestros compañeros en buen estado que se donan a las personas necesitadas, a través de ONGs. Con estas pequeñas acciones, hemos logrado reducir hasta 40 toneladas de residuos comunes que antes iban a incineración”, afirmó Javier Montes de Oca, jefe de Planta Lima.

Cabe resaltar que el reciclaje no es un tema exclusivo de autoridades o empresas, sino también de las familias en casa, desde establecer un mecanismo en el que separen los residuos sólidos, hasta el consumo de productos que promuevan el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos en su proceso de fabricación.