GNL surge como alternativa frente al Diesel para el transporte de largo recorrido

En el contexto de una creciente preocupación por la sostenibilidad, y la reducción de emisiones contaminantes, el Gas Natural Licuefactado (GNL) surge como una alternativa prometedora frente al Diesel en el transporte de una larga distancia. Este sector viene transformándose hacia el gas y ganando muchos consumidores que apuestan por esta evolución tecnología, trayendo consigo beneficios económicos y ambientales.  

El Gas Natural Licuefactado (GNL) es una fuente de energía fósil producida a partir del gas natural que al ser enfriado por debajo de 161 grados centígrados pasa a estado líquido lográndose así reducir su volumen en 600 veces, lo que permite que en un pequeño volumen se pueda almacenar una importante cantidad de energía. Por ello es conveniente para el transporte de personas y mercaderías a grandes distancias; por ejemplo, un bus o camión de carga puede llegar de Lima a Tumbes sin tener que recargar combustible en el camino.  

“En Latinoamérica, Chile es un país que no tiene gas natural propio y lo tiene que importar, sin embargo, ya tiene implementado un transporte para largos recorridos llamado “Corredor Azul”, es decir, viajar de Sur a Norte y viceversa usando GNL en su territorio. Es por ello, la importancia de avanzar en el Perú: la implementación de nuestro propio “Corredor Azul”, aprovechando que se produce GNL en Melchorita y en la recientemente inaugurada miniplanta instalada por Lima Gas Natural en Piura”, sostiene Gustavo Navarro Valdivia, Socio director de GAS ENERGY LATIN AMERICA.  

Abastecerse y producir GNL, proporciona beneficios tanto para el medio ambiente como para la eficiencia operativa que nuestro país debe aprovechar para reducir sus costos logísticos, en diferentes actividades económicas. Del mismo modo, mejora la competitividad en sectores como la industria, la minería, agricultura, la construcción, la distribución de mercadería, el transporte de pasajeros, entre otros. Dentro de las principales ventajas del GNL en comparación con el Diesel en el transporte a largas distancias se encuentran:  

1.      No se puede hurtar ni adulterar. – Un problema permanente de las empresas de transporte es que frecuentemente, en el trayecto, parte del combustible líquido del camión o bus es robado o reemplazado por combustible adulterado, con los problemas y riesgos de accidentes y siniestros involucrados.   

2.      Reducción de emisiones contaminantes. – La combustión del GNL es una fuente de energía más limpia sólo genera CO2 y agua, mientras, la combustión del Diesel genera gases contaminantes, así como material en partículas pequeñas de menos de 10 micrómetros de diámetro que pueden llegar a la profundidad de los pulmones y originar enfermedades bronquiales.   

3.      Menor costo. – El GNL es más económico debido a la estabilidad de los precios y a los ahorros en costos operativos (aproximadamente 30% de ahorro en combustible). Actualmente, “Calidda” y el “Consorcio Camisea” están ofreciendo una campaña de un bono entre 10 y 15 mil dólares por cada vehículo nuevo que se incorpore con GNL, por un periodo mínimo de 5 años. Esto puede aplicarse a camiones urbanos, camiones pesados, tractores, mezcladores de cemento, buses de pasajeros, etc.    

“El GNL es la mejor opción para el Perú para encarar la transición energética en la forma más eficiente posible: un combustible cómodo, abundante en el Perú, con la menor cantidad de emisiones contaminantes y además generadora de recursos para el Estado”, señaló, Gustavo Navarro Valdivia. En este sentido, este año se desarrollará la 12°va edición de “Gas Natural Perú 2023”, evento que permitirá encontrar espacios de diálogos y exposición de ideas, sobre la masificación del gas natural.   

Dato:    “GAS NATURAL PERÚ 2023” se realizará el 22 de agosto en el Swissotel Lima.