Consideraciones a tener en cuenta antes de tomar un financiamiento de un activo fijo

El respaldo que necesita toda empresa para crecer es el financiamiento, ya que es un medio no solo para lograr sus objetivos a corto, mediano y largo plazo sino también para mantenerse en los mercados y materializar sus proyectos de inversión y expansión.

“Antes de buscar un financiamiento, es necesario realizar una proyección real del negocio, esto para determinar el objetivo de la inversión y plantear distintos escenarios de pago para evitar deudas y darle el destino ideal al capital”, señaló Enrique Ortega, Gerente de Ventas de Scania Finance Perú.

En ese sentido, y conocedores de que el financiamiento es una herramienta muy importante para todas las empresas, Scania Finance, brazo financiero de Scania Perú y la única financiera independiente en el mercado del transporte pesado en el país, recomendó tener en cuenta cinco importantes factores antes de optar por un financiamiento de un activo fijo, con el fin de asegurase que se esté tomando la mejor decisión.

1. Capacidad de pago: Antes de solicitar un financiamiento, se debe evaluar el flujo de caja para determinar cuánto se puede pagar cada mes. Se debe tener en cuenta los ingresos regulares, los gastos existentes y las posibles desviaciones en los ingresos. Es muy importante asegurar que el pago mensual del préstamo se ajuste a la caja sin dificultades.

2. Tasa de interés y plazo del préstamo: Es importante comparar las tasas de interés ofrecidas por diferentes instituciones financieras y las condiciones de pago propuestas. Un interés más bajo puede ahorrar una cantidad considerable de dinero a lo largo del plazo del préstamo. Un plazo más corto puede implicar cuotas mensuales más altas, pero se pagará menos intereses en total.

3. Requisitos crediticios: Antes de tomar el financiamiento se debe investigar los requisitos crediticios establecidos por las instituciones financieras. Si se tiene un buen historial crediticio, es más probable que se pueda acceder a mejores condiciones y tasas de interés más bajas. Si su historial crediticio es menos favorable, es posible que se deba considerar mejorarlo antes de solicitar un nuevo financiamiento.

4. Costos adicionales: Se debe tener en cuenta que no solo hay que considerar el costo del vehículo o la tasa de interés. También se debe considerar los costos adicionales asociados, como los impuestos, el seguro, el mantenimiento y los posibles gastos inesperados. Para ello se debe incluir estos gastos en el análisis financiero para tener una imagen clara del costo total de adquirir y mantener el activo.

5. Uso y depreciación: Se debe evaluar el uso previsto del vehículo y su posible depreciación. Si se planea utilizar el activo de manera intensiva y se espera una depreciación significativa, se debe considerar cómo esto podría afectar el valor de la unidad en el futuro y, en consecuencia, su capacidad para pagar el préstamo. Para ello es muy importante realizar una proyección realista de los ingresos que se generará con el activo y cómo esto se traducirá en la capacidad de pago del financiamiento.

“Acompañamos a nuestros clientes en todo su proceso de financiamiento, brindándole mejores condiciones para elevar sus estándares y retransmitirle mejores prácticas, logrando que sus negocios sean más sostenibles en el tiempo. Nuestros asesores están capacitados para brindar una evaluación más precisa y personalizada de las opciones de financiamiento para sus activos, y con ello tomar la mejor decisión”, finalizó Ortega.

Deja un comentario