Mejora tu productividad: Cómo elegir el monitor ideal para trabajar desde casa

En un mundo laboral cada vez más digitalizado y en constante evolución, la elección de un monitor adecuado se ha convertido esencial para mejorar la productividad y bienestar. Con la creciente tendencia hacia el trabajo remoto, un buen dispositivo no solo tiene un impacto en la productividad, sino también en la salud ocular y el confort del usuario.

Por ello, expertos de LG Perú, brindan 4 consejos al elegir un monitor para trabajar:

  1. Resolución y tamaño: Usualmente, un monitor para el hogar o trabajo mide entre 19” y 49”, sin embargo, se recomienda elegir una medida entre 26” y 34”, considerando el uso prolongado que se le dará. Asimismo, optar por una alta resolución, como Full HD (1080p) garantiza una experiencia visual nítida. Dependiendo del tipo de trabajo, el usuario puede optar por pantallas UltraWide, las cuales facilitan la multitarea. Además, cuentan con diferentes formatos, como curvo y de 21:9, que brindan visualización envolvente y calidad de imagen nítida.
  2. Tipo de Panel: La elección del panel es importante para la calidad de la imagen y la comodidad visual. Además, es una de las principales influyentes sobre el precio del producto. Actualmente, existen los paneles VA e IPS. Los paneles VA (Vertical Alignment) son conocidos por su alta relación de contraste y negros profundos, ideales para películas y juegos oscuros. Por otro lado, los paneles IPS (In-Plane Switching) transmiten colores precisos y un amplio ángulo de visión. Esta segunda opción, por ejemplo, es excelente para diseñadores gráficos, editores de video y fotógrafos, ya que ofrecen una mejor reproducción de color. Un ejemplo de ello, es el nuevo monitor LG 34WQ500 que brinda una experiencia mejorada ya sea para trabajar o estudiar.
  3. Ergonomía: La ergonomía es esencial para mantener la comodidad durante largas horas de trabajo. Busque monitores ajustables en altura, inclinación o giro, sobre todo para trabajos de edición o diseño. Si el usuario trabaja constantemente en documentos con números y abundante texto, es recomendable posicionar el monitor entre la altura de los ojos y treinta grados por debajo de la línea de visión. Asimismo, es importante complementar el espacio con un escritorio y silla ergonómica o gamer.
  4. Conectividad: Identificar las conexiones necesarias para los dispositivos es indispensable y variable de acuerdo al trabajo. Algunos usuarios podrían requerir un uso mayor de puertos USB o lectores de tarjetas de memoria. Por ejemplo, un colaborador de un call center podría requerir de una entrada a audífonos, teclado y mouse, mientras que un editor audiovisual una entrada HDMI o DisplayPort. Verificar estos aspectos es esencial para facilitar y mejorar la experiencia de usuario.

Elegir el monitor ideal para trabajar desde casa implica considerar diversos aspectos. Una correcta elección no solo mejora la productividad, sino que también contribuye al bienestar en casa y eficiencia en el trabajo.

Deja un comentario