Cusco: Hudbay Perú y comuneros en Chumbivilcas trabajan en conjunto para un adecuado manejo de bofedales

Para la minera, la gestión del agua es crucial para sostener una saludable relación con agricultores y ganaderos en la zona de su área de influencia.

El plan de manejo de bofedales como el que existe en la comunidad de Cochapampa, en la provincia cusqueña de Chumbivilcas, está resultando en un trabajo conjunto exitoso entre la empresa minera Hudbay y los comuneros de esta comunidad, lo cual permite contar con servicios de provisión de agua, refugio de especies de fauna, regulación del clima, captura de carbono, pastoreo y hasta valor cultural para esta área natural.

Esta experiencia es muy útil ya que un manejo adecuado además de preservar el ecosistema local contribuye a la economía local.

La gestión del agua en sí es un pilar dentro de la relación entre la minería, la agricultura y la ganadería. En ese sentido, Iván Salas, Supervisor Senior de Biodiversidad y Cierre  de Hudbay Perú destacó también la ejecución en paralelo del proyecto de recuperación del servicio ecosistémico de regulación hídrica iniciando con labores de cosecha de agua. “Actualmente este proyecto nos brinda de reserva 3400 m3 de agua en un área donde antes no había nada, siendo clave para la agricultura y ganadería local, conservación de la biodiversidad así como para el consumo humano”, señaló.

Estos proyectos se encuentran contemplados en el Plan de Compensación Ambiental de Hudbay, una herramienta de gestión ambiental cuyo objetivo es lograr la pérdida cero de la biodiversidad y mantener funcionales los ecosistemas cercanos a la unidad minera.

“Estos proyectos se realizan en conjunto con diversos actores, lo que significa termina representando un mayor ahorro y precisión de los proyectos, además del uso de nuevas tecnologías”, aseguró Salas.

Finalmente, otro proyecto relevante enmarcado en su Plan de compensación ambiental son los cultivos alternativos para los cuales han instalado fitotoldos demostrativos que promueven un uso eficiente del agua, facilitando la cosecha de, por ejemplo, fresas que ahora crecen a más de 4000 msnm, representando alternativas viables y que significan menor consumo de agua en comparación con la ganadería, actividad predominante en estas zonas.

La Unidad Minera Constancia, de Hudbay Perú, inició operaciones comerciales en 2015 y está en el top 3 de minas de cobre a tajo abierto con menores costos en Sudamérica. Con una vida útil de 22 años, espera seguir trabajando en conjunto con las comunidades aledañas para contribuir en una adecuada gestión ambiental y en el desarrollo sostenible de la zona.