Conoce los cuidados de la enfermedad ocular que afecta a los adultos mayores

  • A raíz de la pandemia, un 50% a 60% de los casos de DMRE han avanzado a fases complejas, llegando a cuadros de ceguera.
  • Se recomienda seguir con el tratamiento indicado por el médico oftalmólogo para poder mantener la visión y retrasar el avance de la DMRE.

De acuerdo al Ministerio de Salud (MINSA), la degeneración macular relacionada a la edad (DMRE) afecta a más de 500 mil peruanos aproximadamente. Ante este panorama, que revela una gran cantidad de pacientes con esta enfermedad, es importante concientizar a la población en la importancia de una detección oportuna y continuidad del tratamiento aún en tiempos de pandemia.

Para el Dr. Gerardo Arana, director médico de Oftálmica Clínica de la Visión, esta patología es un desgaste natural de la retina, lámina posterior del ojo que transforma la luz en impulsos nerviosos. Esta afección se genera con mayor frecuencia en personas a partir de los 50 años en adelante y afecta la parte central de la visión, o también conocida como mácula, la cual se necesita para ver los detalles y leer.

La mácula necesita de sustancias para trabajar de forma efectiva, si no recibe el número esperado se comienzan a formar drusas (restos de desecho) que se van quedando en capas de la retina, llegando a ser una DMRE de tipo seca. Si no se diagnostica a tiempo, este mal continuará avanzando hasta ser de tipo húmeda en donde se podrán ocasionar hemorragias en la retina.

Factores de riesgo y síntomas

Esta enfermedad ocular es multifactorial ya que se puede originar por herencia, consumo de cigarrillo, no ingerir antioxidantes, alimentación desbalanceada, exposición a los rayos solares, entre otras causas. Por ello, es fundamental poder cambiar los factores de riesgo modificables para prevenir la aparición de la DMRE.

En cuanto a los síntomas, destaca la pérdida de la calidad visual, disminución de la intensidad de la luz, visión distorsionada (las líneas rectas se ven onduladas), pérdida de partes de la visión, entre otros. En el caso de la DMRE de tipo seca, los síntomas avanzan de manera lenta y progresiva. En la forma húmeda, esta se desarrolla rápidamente y en cuadros muy severos puede presentar una caída brusca de la visión por una hemorragia generando una mancha negra al centro de la visión.

Impacto del COVID-19 en el avance de la DMRE

“Un 50% a 60% de los casos de degeneración macular relacionada a la edad han avanzado a fases complejas llegando a cuadros de ceguera, ya que a raíz de la pandemia se ha dejado sin tratamiento a la enfermedad por un año y medio aproximadamente. Hemos observado un gran deterioro visual en los pacientes ya que son muy pocos los que teniendo la enfermedad se han mantenido estables en el tiempo. Siendo así, es importante que sigan con su tratamiento con mayor énfasis en tiempos de pandemia”, enfatizó el Dr. Arana.

Nuevas opciones de tratamiento

La DMRE seca se trata con antioxidantes que disminuyan los depósitos que se generen en la retina. Se le da al paciente sustancias como luteína, betacaroteno, entre otros. Cabe indicar que solo un 30% o 40% de personas que tienen esa primera etapa de la enfermedad logran grandes mejorías. Por eso, se debe identificar la patología en sus inicios. Por otro lado, en el caso de la DMRE húmeda, el tratamiento son inyecciones intravítreas para bloquear y cerrar los vasos generados, haciendo que la retina se recupere.

Cabe destacar que están por ingresar nuevas alternativas para beneficio de los pacientes que padecen de esta enfermedad. En un futuro cercano se tendrán nuevas sustancias tanto para la DMRE seca y húmeda que ofrecerán mayor efectividad y tiempo de acción. De esta manera, permitirá espaciar el tratamiento para que el paciente acuda con menor frecuencia a los centros oftalmológicos.

Recomendaciones

Para prevenir la presencia de esta afección se recomienda usar lentes con protección UV, sombreros de ala ancha, evitar fumar, hacer ejercicio y tener una alimentación con frutas y vegetales. En el caso de los pacientes que ya cuentan con DMRE, se sugiere que puedan conocer si tienen algún familiar que ha padecido de la enfermedad y mantener un estilo de vida saludable. Si le toca la vacuna contra el COVD-19, se recomienda que sigan con su vacunación sin temores ya que no existe ninguna contraindicación si está en tratamiento de DMRE.

A su vez, se debe seguir con el tratamiento indicado por el médico oftalmólogo para poder mantener la visión y retrasar el avance de la condición. Hoy en día los centros especializados en oftalmología cuentan con rigurosos protocolos de bioseguridad que permiten una atención presencial segura.

Finalmente, para agendar una atención presencial o teleconsulta pueden ingresar a www.oftalmicaperu.com y hacer clic en Oftálmica Online.