Razones que explican el alza de precios de las motos eléctricas

Frente a este panorama, GreenLine, empresa de ventas de motos eléctricas, registra un repunte en sus proyecciones de negocio a finales del 2021, impulsado por la preferencia en alternativas sostenibles del consumidor. 

La demanda de vehículos eléctricos creció aceleradamente en los últimos meses, impulsada por una mayor conciencia del cuidado del medio ambiente y la búsqueda de seguridad sanitaria. Lo que conlleva al consumidor actual a buscar un transporte que se adapte a sus necesidades; optando por productos de precio accesible, fácil uso y que requieran poco mantenimiento.

Sin embargo, la coyuntura política que vive el Perú afecta de forma directa a las empresas importadoras, impactando drásticamente en el bolsillo de los peruanos al adquirir una movilidad propia. ZhiHui Huang, CEO de GreenLine, empresa de venta de motos eléctricas, explica las 3 principales razones por la cual incrementarán los precios de este producto entre 10% a 20%.

1. Costo en materia prima:

Debido al aumento en el costo de materia prima del vehículo, se debe contar con mayor capital de trabajo para ofrecer variedad de productos. Por ejemplo, en GreenLine, el aumento en el costo de la materia prima en China genera un incremento de $15 a $50 por vehículo aproximadamente.

2. Costo del transporte marítimo de mercancía:

Las complicaciones que existen a nivel operativo alrededor del mundo han causado otro problema: el incremento en el precio del flete marítimo de importación. Antes de la pandemia, un contenedor procedente de China a Perú, costaba entre $1,000 a $2,000. Sin embargo, desde septiembre de 2020 este costo solo tuvo tendencia al alza. En la actualidad, el costo aproximado de flete es de $13,000 por contenedor. Es decir, existe un aumento de más de 1300%.

3. Alza del dólar:

En nuestro país el alza del dólar guarda una estrecha relación con la inestabilidad política, invertir en una economía que no otorga seguridad no resulta rentable. La coyuntura actual ha generado un incremento en el tipo de cambio, el cual subió de S/ 3.60 a S/ 3.998, impactando duramente en el sector empresarial y el consumidor peruano. 

4. Costos en importación:

Finalmente, el costo de importación está constituido por el precio original de la compra del producto más todos los gastos adicionales como: el flete, costo en materia prima, seguro, derechos e impuestos que gravan la importación. En el caso de GreenLine, por los factores antes descritos, generan que los costos en importación se multipliquen críticamente, generando un incremento en los precios de sus vehículos eléctricos entre 10% a 20%.

No obstante, Huang destacó un futuro prometedor para el sector de vehículos eléctricos, ya que a nivel mundial se está convirtiendo en una tendencia, de la que ya disfrutan muchas personas gracias a sus beneficios. En ese sentido, GreenLine resalta sus proyecciones de venta a finales del 2021.

“Definitivamente vamos a tener un crecimiento como empresa. Al cierre del 2021 esperamos concretar ventas por más de 10 000 unidades. Nuestra comunidad de usuarios ha permitido que conozcan el producto que ofrecemos y lo recomienden. Por ello, desde nuestro punto de vista, más personas se sumarán a la familia GreenLine culminada la pandemia”, finalizó ZhiHui Huang, CEO de GreenLine.

Ante la “nueva normalidad”, el consumidor busca vehículos de movilidad personal (VMP’s) los cuales por su categoría no requieren documentación adicional como: brevete, placa, tarjeta de propiedad o SOAT. Asimismo, un transporte que se adapte a sus necesidades; optando por productos a precio accesible, de fácil uso, que requieran poco mantenimiento y no generen gastos en trámites reglamentarios.