El Perú y el camino hacia la economía Circular

“Jornadas Económicas Perú–Alemania 2021”

En el marco de las “Jornadas Económicas Perú–Alemania 2021”, La Cámara de Comercio e Industria Peruano-alemana (AHK Perú) presentó diversas exposiciones relacionadas con un desarrollo económico sustentable.  Entre ellos, “Economía Circular y las Cadenas de Suministro”, identificando las buenas prácticas en la industria.

La Unión Europea es pionera en la economía circular. Han evolucionado año tras año sus políticas y se encuentran colaborando con otros países para alcanzar esta ruta, tal es el caso de Perú en América Latina. La comunidad europea y los representantes de sus países miembros, viene realizando la promoción de foros y simposios, generando educación y cultura al respecto en el Perú, expresaron tanto de Robert Steinlechner – Jefe de Cooperación de la Unión Europea en Perú como el Embajador de Alemania en el Peru, Stefan Herzberg, durante la inauguración de la jornada.

La economía circular es un sistema de aprovechamiento de recursos donde se prioriza la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos. De esta manera se pretende extender la vida útil de los productos y reubicar los residuos en el círculo de la cadena de suministros y valor desde el final hasta el comienzo de la misma.

La economía lineal- a la que nos hemos acostumbrado por muchos años- es tomar un recurso, producirlo, venderlo, usarlo y botarlo. Esta fórmula, sin duda, ya no es sostenibleBajo la premisa anterior, Jesús Salazar – 1er Vicepresidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), comenta: “Necesitamos tener una estructura que reincorpore los productos post-consumo nuevamente a la vida activa de producción”.Esto pasa por muchas fases: comprender que la economía circular solo será sostenible si esto lo entiende el consumidor, el productor y el Estado que regula las reglas de juego en conjunto para que este esté presente en la hoja de ruta del país”.

Por su parte, Mariano Castro – Viceministro Ministerio del Ambiente, precisa: “la apuesta por el modelo circular trae una serie de beneficios, también, ligados a una industria como la minera. La mejora en la eficiencia de procesos y ventajas económicas son un claro ejemplo. Además, la oportunidad de tener presencia en los mercados internacionales y generar nuevos empleos, permite contribuir al desarrollo social, económico y ambiental del país”.

La tendencia hacia la circularidad es irreversible e indispensable, por ello es relevante empezar a reconstruir un país que armonice la relación con nuestro planeta y así garantice el bienestar de toda la sociedad. El camino está en encontrar una forma de vida que sea sostenible.

Desafío y oportunidades


La economía circular hace posible reducir la presión sobre el uso de recursos naturales a través de un modelo de producción y consumo, mejora la eficiencia en los procesos productivos, minimiza y valoriza los residuos sólidos y líquidos, y permite la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, sin afectar el crecimiento económico.

Ana Michi de la empresa alemana BASF, señala que los desafíos y oportunidades van de la mano. La especialista en sostenibilidad detalla tres principales ejes a trabajar. La primera: la tecnología, dado que ofrece múltiples oportunidades para mejorar el ciclo de vida de los productos, promoviendo, una mayor eficiencia y un consumo más responsable. La innovación juega un papel clave en el desarrollo de la economía circular.

Segundo: certificaciones y las regulaciones, hecho con base científica para poder aplicarla a la realidad de cada región sin complejidades. Tercero, la idiosincracria del país. Aquí se resalta el salto de la sociedad hacia una sociedad más verde.

Al surgir nuevos enfoques circulares, se presentarán sin dudas fricciones entre el sistema lineal existente y estos nuevos modelos. Estas podrán percibirse como amenazas por parte de algunos actores, pero también como oportunidades por otros.

Por ejemplo, hay empresas alemanas presentes en el Perú, Heinz Glass que se centran en ser una compañía que priorice la sostenibilidad, a partir de diversas acciones. Entre ellas: reducir su consumo de agua y las emisiones de C02 y VOC (compuestos orgánicos volátiles). En esta línea, Carla Campos, Directora de Marketing de la empresa: “No obtener ganancias que resulten de proyectos ambientales y sociales, pero, sí obtener ganancias de una manera socialmente aceptada”.