La ATU aprobó el estudio para el teleférico que unirá los distritos de Independencia y San Juan de Lurigancho

  • MOVEMOS, Asociación VINCI Highways para la Movilidad Sostenible realizó el webinar: ¿Cuál es la ruta para llegar a una verdadera reforma de transporte en el Perú?
  • Conversatorio reunió a especialistas nacionales e internacionales para debatir y plantear propuestas, sobre los principales retos e iniciativas para transformar el sistema de transporte en el país.
  • Durante pandemia la mayor cantidad de peruanos se sigue moviendo en transporte público (combis y coasters) en un 20.9%, según el informe 2021 de Ciudades Cómo Vamos.

Considerando que la congestión vehicular es uno de los mayores retos del sistema de transportes que afectan a los peruanos no solo durante las fiestas de fin de año, MOVEMOS, Asociación VINCI Highways para la Movilidad Sostenible, realizó el webinar: ¿Cuál es la ruta para llegar a una verdadera reforma de transporte en el Perú? Este conversatorio virtual reunió a especialistas nacionales e internacionales para debatir y plantear propuestas, sobre los principales retos, alcances e iniciativas para transformar el sistema de transporte en el país.

En el Perú existe la necesidad de una reforma de transporte urbano y formalización para asegurar las condiciones básicas de un servicio público de calidad. La pandemia impactó económicamente en más del 70% los ingresos de los operadores de transporte, por lo que según la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), es inviable que estas empresas participen en un proceso formal de licitación. Esto se suma a que 90% de las unidades a cargo de la ATU consume diésel, lo que se traduce en contaminación y la falta de un sistema de transporte limpio para Lima y Callao, además de las complicaciones de carácter político que limitan el cambio necesario del sistema de transporte.

Ante este panorama, considerando que “la ATU reconoce el transporte urbano como un servicio esencial y por tanto requiere un subsidio como una cuestión técnica a cambio del cumplimiento de determinados requisitos, hemos planteado cuente con una previsión de 1,000 millones de soles para el funcionamiento del transporte en el próximo año. Además, hemos propuesto una serie de iniciativas de manera inmediata como el Modelo de Transporte que ya se instaló en la ciudad y que se va extender a distintas ciudades, creamos el Reglamento de transporte especial, el Reglamento del servicio público de taxis, el estándar del Bus Patrón Eléctrico, entre otros”, sostuvo María Jara, presidenta ejecutiva de la ATU.

Como parte del trabajo que vienen realizando, Jara anunció durante el webinar que la ATU ha aprobado el estudio para el teleférico que unirá los distritos de Independencia y San Juan de Lurigancho. Y que han presentado una ley para promover el transporte eléctrico a todos los sectores del aparato público y que esperan pueda ser presentado ante el Congreso de la República.

Según el Informe Urbano de percepción ciudadana en Lima y Callao 2021 elaborado por Ciudades Cómo Vamos, durante pandemia la mayor cantidad de peruanos se sigue moviendo en transporte público (combis y coasters) en un 20.9%, seguido de quienes prefieren trasladarse a pie en un 18.4% y llama la atención que se ha duplicado el uso de bicicletas para transportarse llegando al 6.2% de peruanos. “Bajo estas premisas es importante promover las oportunidades para el sector privado, los emprendimientos y la sociedad civil que buscan atender las necesidades insatisfechas del transporte”, agregó Mariana Alegre, directora de Ciudades Como Vamos y Miembro del Consejo Directivo de MOVEMOS.

En su participación Felipe Targa, especialista senior en Transporte del Banco Mundial para América Latina comentó que “es importante rescatar la flexibilidad que tiene el servicio de transporte, ya que, ante la usencia de una regulación, el mercado responde rápidamente a la demanda y permite hasta pagos dinámicos de los usuarios en diversos países”. En cuanto al plano regional, señaló que una reforma exitosa comienza por tener una institucionalidad fuerte y estable, pero es necesaria la creación de un marco de subsidio, es decir, generar otras fuentes de ingresos además de las tarifas al usuario.

Un ejemplo de inversión y trabajo en conjunto sobre transporte y movilidad sostenible es lo realizado en la ciudad de Monterrey, México, donde luego de una década de esfuerzos se ha creado un programa integral de seguridad vial que busca transformar la ciudad a base de: Cambios legislativos y administrativos, la creación de instrumentos de planeación y regulación, y la implementación de una nueva cultura de movilidad.

En esa línea, Laura Ballesteros, secretaria de Desarrollo Urbano del Gobierno de Monterrey explicó que “el transporte es tan importante que no puede depender del gobernante de turno, sino es una inversión a largo plazo y que requieren continuidad. El cambio necesario del transporte requiere de la participación del sector público, organizaciones no gubernamentales, expertos y organizaciones internacionales”.