Un estudio global de FICO sobre fraude financiero revela tendencias y comportamiento del fraude bancario

  • Según encuesta con más de 12.000 clientes del mundo, lo que más les preocupaban es el fraude de adquisición de cuenta (31%)

Con el impacto de la pandemia no cabe duda de que muchas empresas especialmente startups y bancos han invertido en tecnología de punta para brindar a los consumidores experiencias de compra online más seguras y tranquilas.

Con el objetivo de examinar el estado actual del fraude global, FICO, empresa líder en análisis aplicado, realizó su encuesta de Banca y Fraude de Consumo Digital. La investigación sugiere que los consumidores a nivel mundial pueden ser demasiado complacientes con el riesgo que representan ciertos estafadores.

«No hay duda de que los consumidores han adoptado la primera banca digital desde el comienzo de la pandemia, pero con eso, hemos visto un aumento en el fraude financiero y de pagos digital», afirma Fabricio Ikeda, responsable global de Fraude y Cumplimiento de FICO para Partners and Alliances. «Incluso si los consumidores no están demasiado preocupados, las instituciones financieras deben estarlo por los dos.  Las organizaciones tendrán que continuar adaptándose y evolucionando para combatir las amenazas de fraude existente y emergente. Al mismo tiempo, deben equilibrar cuidadosamente la gestión del fraude con el mantenimiento de la confianza del cliente y ofrecer experiencias digitales y en persona sin fricciones», concluyó Ikeda.

Estado del fraude en el mundo

A nivel mundial, a 12.028 clientes bancarios de 12 países diferentes se les preguntó qué tipos de fraude les preocupaban más, el 31% dijo que estaba más preocupado por el fraude de adquisición de cuentas; el 24% por el robo de datos de tarjetas de crédito o débito y el 22% por el robo de identidad de apertura de cuentas.

Es de sorprender que aproximadamente el 14% de los consumidores mayores de 55 años no están preocupados por el fraude financiero en absoluto, en comparación con solo el 7% de los consumidores de 18 a 24 años. 

La mayoría de los países mencionaron el fraude de adquisición de cuentas como la principal preocupación, mientras que Estados Unidos y Sudáfrica ven el robo de identidad para abrir una cuenta financiera como su mayor intranquilidad.

Sólo el 41% de los encuestados en todo el mundo ha denunciado un fraude real o sospechoso a sus bancos, siendo Alemania el país con la tasa más baja (17%) e India con la más alta (66%). En América del Norte, los índices varían considerablemente: menos de un tercio de los canadienses (32%) declaran sospechas de fraude, el 43,9% en México y los Estados Unidos, con el mayor porcentaje, el 46,3%.