5 principios que los líderes empresariales deben tomar en cuenta frente a la crisis

  • Ser propietario o CEO en un contexto de crisis representa un reto y una oportunidad para aportar y generar cambios positivos, de la mano de sus equipos.

En medio de las múltiples crisis, se distinguen grandes desafíos, pero también nuevas oportunidades. Frente a ello es oportuno el rol del líder y su capacidad de enfrentarse a los cambios, replanteándose el propósito de la organización frente a la presión de innovar y generar disrupción para sobrevivir. Un informe de The Economist Intelligence Unit (EIU) revela que el 63.4% de los líderes afirmaron que contar con un propósito representa una aspiración que va más allá de una misión comercial, capaz de ser una organización flexible frente a la transformación.

En esta circunstancia, el rol de los CEOs y líderes es crucial, actuando con humildad y en equipo para enfrentar este nuevo mundo, catalogado como VUCA, un acrónimo basado en la teorías de liderazgo que describe las cuatro características de nuestro entorno actual (por sus siglas en inglés): volatilidad: que no permite pausas y demoras; incertidumbre: desconocimiento de lo que depara el futuro; complejidad: dificultades y factores críticos a los que se está expuesto; y ambigüedad: incertidumbre frente al impacto de los acontecimientos sobre nuestro país, sector, y empresa.

“La capacidad de los líderes de gestionar con eficacia no dependerá solo de su experiencia y conocimientos previos, sino del éxito de desarrollar, en corto tiempo, nuevas actitudes, conductas y un sentido de propósito que comprometa a las personas, así como de una dirección que promueva el entendimiento de los hechos, las relaciones y los procesos, de la mano de sus colaboradores”, comenta Gonzalo Galdos, chair de Vistage Perú, que comparte cinco principios que deben tener en cuenta los CEOs en esta coyuntura.

Vulnerabilidad: el ejercicio de autoconsciencia y de reconocer sus límites, habilidades y debilidades es fundamental, ya que no existe manera de que sus colaboradores o empresa puedan mejorar si el líder no comienza por él mismo.

Colaboración entre pares: llegar lejos y lograr el cumplimiento de metas requiere un esfuerzo unificado entre líderes y sus colaboradores. En un mundo VUCA, los procesos o decisiones en solitario constituyen una gran negligencia.

Diversidad: trabajar colaborativamente de la mano de otros líderes y, por supuesto, colaboradores de otra profesión o sector, que tienen diferentes puntos de vista, experiencias y conocimiento es, definitivamente, una experiencia inspiradora y transformadora. Sabemos que esta característica aporta valor, pero los resultados que se obtienen al aplicarla resultan ser muy positivos.

Escucha y comunicación: los CEOs o gerentes generales esta acostumbrados a explicar sus acciones frente al directorio, pero también es importante escuchar opiniones y conversar sobre diversas situaciones con sus pares u otros colaboradores que pudieran aportar a la solución de algún problema determinado, brindando recomendaciones y sugerencias que demostrarán su gran compromiso.

Gratitud: resulta mucho más productivo concentrarse en la gestión de lo que se tiene a la mano, con agradecimiento a todas aquellas personas y situaciones que hicieron que el líder se convierta en él. Agradecer siempre será un acto de compromiso y responsabilidad, por lo que una organización donde las relaciones destilen gratitud será una donde la productividad y la excelencia alcancen cuotas muy altas.

Finalmente, recalca el experto que, aunque las fortalezas y debilidades existan en cada CEO, ante todo deberán ser siempre líderes capaces de abrazar con humildad el rol que les toque desempeñar en estos momentos complejos, haciendo de la crisis un momento de reflexión, innovación y transformación.

Sobre VISTAGE

VISTAGE es la red de coaching ejecutivo para CEOs más grande del mundo. Desde hace 60 años acompaña a los gerentes generales y directivos a tomar las mejores decisiones, en más de 22 países. Tienen más de 24.000 miembros. Perú cuenta con más de 200 directivos, dueños de empresas y gerentes generales que conforman esta gran red de pares en el país.