5 consejos para inculcar la pasión por la robótica a los más pequeños del hogar

  • La robótica puede ser una actividad muy beneficiosa para que los niños puedan explorar en estas vacaciones de julio.

Sabemos que los niños demuestran una gran capacidad de absorber información e intrigarse por los objetos nuevos a su alrededor. Cosas comunes para los adultos, pueden representar una gran fuente de diversión y pasión por el aprendizaje si aplicamos los métodos correctos durante sus primeras etapas de crecimiento.

Lourdes Zeballos, gerente general de Microduino Perú, comparte estos consejos para comenzar a promover la pasión por la robótica desde tu hogar:

  • Comenzar por lo más básico: La idea principal es darle a entender a los niños que son capaces de crear a su gusto y placer. Esto aporta diversos beneficios a las habilidades resolutivas y creativas en su vida cotidiana, por lo que pueden comenzar por lo más básico como ensamblaje de cartones, palillos, plastilina o cualquier otra cosa que pueda estimular su imaginación. El mercado nos ofrece hoy todo tipo de kits de ensamblaje como el Itty Bitty Buggy que permite al niño desarrollar diversos proyectos.
  • Realizar proyectos que se puedan reproducir: Es importante tener una idea previa antes de realizar un proyecto. No es solo juntar todas las piezas y esperar que hagan algo por arte de magia, si eso esperan nuestros niños, podrían tirar la toalla demasiado rápido. Para evitar esto se recomiendan tutoriales para corroborar que se tengan todos los pasos y herramientas necesarias para lograr el proyecto.
  • Gran libertad creativa: Los niños nacen sin prejuicios, por lo que tienden a dar las soluciones más ocurrentes para situaciones cotidianas. No impidamos esto, al contrario, permitámosle la libertad de hacer estas ideas una realidad. Evitemos hacer las cosas por ellos, nosotros como adultos tenemos un pensamiento ya programado y ordinario del mundo que nos rodea. Desafiémoslos a encontrar un estilo único en sus proyectos y que personalicen sus ideas, para que sientan que van más allá de solo seguir pasos con instrucciones.
  • Anímalos a usar la lógica y razonamiento: Cuando uno inicia la creación de un proyecto, se debe tener en claro qué es lo que se quiere lograr con ello. Si su hijo tiene una idea concreta de la acción que realizará su ‘robot’, entonces será mucho más fácil el pensar en una configuración adecuada para ello. Asimismo, al final o durante del proceso, será más fácil identificar si los movimientos que realiza su creación son similares a su objetivo inicial. Esto reducirá su miedo a equivocarse y aumentará las ganas de seguir intentándolo.
  • Potenciar las cualidades: Debemos identificar el perfil de nuestro hijo, según sus habilidades y cualidades. Unos presentan mejor capacidad creativa y resolutiva, mientras que otros suelen ser de pensamientos más estructurados y planos, pero ninguna de las dos está mal. Lo que sí estaría mal es forzarlos a obtener el mismo resultado que los demás, si uno actúa así podríamos llegar a hostigarlos. Puede potenciar sus habilidades con talleres o cursos de robótica y programación según la edad del menor, lo recomendable es a partir de los 7 años en adelante.

Si tu hijo está listo para dar el siguiente paso en el mundo de la robótica y programación, Microduino está listo para ser tu nuevo miembro favorito en la familia durante este retador y entretenido trayecto educativo de los más jóvenes del hogar. Para más información puede visitar https://www.microduino.pe/