¿Por qué la resiliencia cibernética es clave para el éxito empresarial?

Las nuevas empresas buscan ir a la vanguardia tecnológica de la nueva industria, pero no todos los que la usan están preparados para sobrevivir a sus primeras grandes crisis cibernéticas que suelen ser imparables a medida que avanza el tiempo.

Robo de datos, eliminación de archivos y hackeo de servidores, son ataques cibernéticos que podrían llegar a sufrir empresas en una época de innovación tecnológica sin precedentes. No se puede poner un alto a esta problemática al contratar una simple solución de seguridad para “prevenir”, ya que los ciberdelincuentes siempre inventan nuevas técnicas para dañar los negocios. No obstante, ha surgido un concepto por el cual las empresas deberían apuntar.

Este concepto va ligado fuertemente a la célebre frase de Charles Darwin: “No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, ni el más inteligente el que sobrevive. Es el que se adapta mejor al cambio”. El trasfondo de esto no solo aplica como ley de vida personal, también debería aplicarse en el entorno de la ciberseguridad, porque las organizaciones parecen tener problemas para adaptarse a esta masificada evolución de amenazas cibernéticas.

Entonces, ¿Qué necesita mi negocio para afrontar estas situaciones? Se preguntan muchos empresarios preocupados más por prevenir o anticipar que por adaptarse y superar estos ataques. Muchos no toman en cuenta que de nada sirve premeditar y saber qué está sucediendo, si luego no se sabe cómo actuar después. La capacidad de proteger con estrategias efectivas de respuesta y remediación, así como el respaldo y la recuperación ante desastres, determinan la tan aclamada resiliencia cibernética empresarial.

¿Qué deben hacer las empresas?

La escasez de interés por la resiliencia cibernética también se debe a la existencia de muchos equipos de seguridad que todavía siguen estancados y apuestan por el proceso de prevención, en lugar de incorporar objetivos comerciales a sus soluciones e investigaciones que determinen el éxito o impacto de cada acción realizada. El fallo aquí es simple, nunca dejará de existir un pequeño margen de error. Cuando un ataque desconocido logre evadir su sistema, estos al no contar con un plan de respaldo, caerán ante su primera gran crisis.

Ante esta problemática, Julio Seminario, experto en ciberseguridad de Bitdefender, recomienda los siguientes consejos al momento de buscar soluciones para tu empresa:

  • Las organizaciones deberían optar por la búsqueda de proveedores de equipos de seguridad que cuenten, dentro de su amplia gama de servicios y productos, con un plan para la resiliencia cibernética a corto y largo plazo.
  • Contratar soluciones y servicios de prevención, detección, respaldo y respuesta de amenazas de atacantes del mundo hiperconectado durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • Tomar en cuenta las plataformas y capacidades adecuadas de resiliencia cibernética que pueden ofrecer, para minimizar el impacto comercial de cualquier ataque.
  • Un sistema de mejora constante de la respuesta y remediación de daños por cualquier margen de error.

Para más información relevante del mundo de la ciberseguridad puede visitar https://www.bitdefenderperu.com/blog