Sector minero: Tipos y soluciones de fisuras en tuberías de conducción

Uno de los principales retos que afrontan las empresas del sector minero son las reparaciones inmediatas y al menor costo posible de roturas y fisuras en tuberías. No solo por el impacto económico que puede producir este tipo de fallas cuando es necesario detener la operación, sino por las consecuencias medioambientales y sociales que se derivan del vertido de fluidos y residuos contaminantes.

De esta manera, y considerando los grandes proyectos mineros que se desarrollan en el país, es vital para las empresas y su entorno mantener la integridad de las tuberías y la conducción de los fluidos y, con eso, la normalidad en las operaciones y producción.

“Teniendo en cuenta las causas más comunes de fisura o rotura de tuberías, los responsables del correcto transporte de fluidos estarán más alertas y podrán evitar, en lo posible, fugas o repararlas de forma rápida”, indicó Andrea Guerrero, jefe de la Unidad de Minería de Grupo Hidráulica.

Para más información, Guerrero nos da a conocer las principales fallas y soluciones ante una fisura o rotura de tubería de conducción:

Fallas:

Ø  Longitudinal. – Es una grieta en todo el largo de la tubería y su tamaño dependerá de la causa inicial como sobrepresión del agua al interior, cargas del terreno y agua congelada.

Ø  Explosiva. – Principalmente sucede por corrosión, debilitando las paredes de la tubería. Se debe evaluar el reemplazo total.

Ø  Circunferencial. – Es normal que se produzca la dilatación y contracción permanente de las tuberías, sobre todo en zonas de altura donde hay constantes cambios de temperatura ambiental. Además, se debe considerar el movimiento diferencial del suelo. La calidad especial del producto e instalación es relevante para esta situación.

Ø  Tipo agujero. – Puede ser por corrosión, pero también existen factores externos como picar la tubería enterrada mientras se remueve el terreno.

Soluciones:

Para líneas “en caliente” – sin necesidad de cerrar la línea:

Ø  Abrazaderas de unión/reparación. – Hay varias alternativas en el mercado, pero recomendamos que sean de acero inoxidable para asegurar su versatilidad. La principal ventaja es que son multirango y multimaterial, lo que permite que con solo un ejemplar de un diámetro crítico en stock podamos atacar la falla en cualquier línea que ocurra inmediatamente. Esto es ideal para fallas circunferenciales y/o de agujero o juntas deterioradas.

Para líneas cerradas:

Ø  Vendajes de emergencia. – Las distintas opciones de marcas tienen su particularidad. Son de fácil y rápida instalación, muy similares a colocar una venda en alguna parte del cuerpo. Este método consta de una masilla que cubre el agujero, y, de acuerdo al procedimiento de cada fabricante, se coloca encima del hueco hasta lograr su correcta instalación. La ventaja es que se puede instalar en zonas curvas.

Ø  Abrazaderas de unión/reparación. – Es ideal para fallas longitudinales, donde se requiera un cambio de carrete pequeño que se pueda instalar con dos abrazaderas, no necesariamente del mismo material dada su principal característica (ser multimaterial y multirango). Es importante conocer las características de la línea para hacer una adecuada elección que solucione la fuga por el tiempo mínimo requerido por la unidad minera.