Construyen colectores en el centro del Cusco para evitar contaminación de quebradas

  • Ministra Fernández inspeccionó obras que son financiadas por el MVCS. Además, supervisó acondicionamiento de espacios públicos para reactivación económica.

La construcción de los colectores generales de las quebradas Saphy, Avenida El Sol, Tullumayo y Avenida Ejército, en la ciudad del Cusco, contribuirán a la descontaminación del río Huatanay y las quebradas aledañas. Así lo señaló la ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Solangel Fernández Huanqui, quien inspeccionó las obras que se están iniciando.

“Esta es la muestra de un trabajo conjunto. Esta obra no solo beneficiará a las familias con una red de saneamiento acorde a la calidad y salud que merecen, sino también va a permitir descontaminar el río Huatanay y su entorno ambiental”, mencionó la ministra, quien estuvo acompañada por el alcalde provincial del Cusco, Víctor Boluarte.

Las obras, que cuentan con un monto de inversión de S/ 19 millones, son financiadas por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) y ejecutadas por la Municipalidad Provincial de Cusco. Se prevé culminarlas para marzo del 2022.

Este proyecto, que contempla la instalación de más de 19 kilómetros de tubería nueva, permitirá que las aguas residuales de unas 600 familias de los distritos de Cusco, Santiago y Wanchaq sean derivadas para su tratamiento a la PTAR San Jerónimo, y ya no sean descargadas en las quebradas aledañas, donde las aguas discurren hacia el río Huatanay.

Artesanos reabren sus negocios con protocolos

En su jornada de trabajo en el Cusco, la ministra Fernández también acudió al Centro Histórico de la ciudad, para inspeccionar la implementación de la “Guía de acondicionamiento de espacios públicos abiertos en el marco del Estado de Emergencia Nacional” y la “Guía para el uso temporal de espacios públicos colindantes a restaurantes y servicios afines”, documentos aprobados por el MVCS.

La Municipalidad Provincial del Cusco ha podido acondicionar distintos espacios públicos para que sean utilizados, de forma segura, ventilada y manteniendo la distancia física, por artesanos que desean vender sus trabajos, así como por empresarios gastronómicos y de rubros afines que buscan compensar el aforo perdido de sus locales.

“Cusco es un modelo en la aplicación de estas medidas, y pueden ser tomados de ejemplo por otros distritos y provincias en nuestro país, donde hay emprendedores que necesitan la colaboración de sus gobiernos locales para utilizar los espacios públicos de manera saludable y recuperar la economía”, señaló la titular del MVCS.

Algunos de estos espacios públicos son la Plaza San Francisco, que se ha acondicionado como terraza cultural a manera de feria de artesanos; los portales de la Plaza de Armas, que se ha convertido en una terraza gastronómica; y la calle Teqsecocha, que es ahora un boulevard gastronómico. Similares acondicionamientos se han producido en el mercado de San Blas y la Calle Plateros.