5 Consejos para co-crear prácticas corporativas sostenibles

  • WeWork apunta a la sostenibilidad con enfoque cooperativo.
  • Aquí te detallamos consejos prácticos para consolidar la sostenibilidad en el negocio.

Cuando se busca incorporar la sostenibilidad dentro de las prácticas usuales de las organizaciones productivas, el cómo se hace puede ser tan importante como el qué se hace. Como señala Juan Pablo Bustamante, General Manager de WeWork Perú, es necesario comprender que la sostenibilidad busca satisfacer las necesidades presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras, y para que la sustentabilidad corporativa se cumpla, debe estar arraigada en tres pilares: social, ambiental y económico para un crecimiento sostenible. Por ello, cinco consejos prácticos para ir del discurso a la realidad son:

1) Construya equipo:                         

La sustentabilidad corporativa debe ser un trabajo interdisciplinario que involucre a todos los departamentos de la empresa de manera integradora, enfocada en abordar y mitigar los problemas ambientales, sociales y de gobierno de la empresa. Conformar un equipo comprometido permite llevar esta visión a la práctica y contribuirá a ejecutar acciones de manera organizada y programática.

2) Evalúe el impacto del negocio

Asuma la tarea de estimar en qué medida y de qué formas el negocio impacta local y globalmente la sostenibilidad. Si conoce los “puntos débiles” de su negocio, tendrá mayor claridad sobre las áreas y temas en que deberá trabajar a fondo para contrarrestar los impactos negativos. Evaluar los posibles riesgos ambientales, sociales y de gobierno que tiene su organización le permitirá adquirir una visión más estratégica sobre dónde poner los esfuerzos de su responsabilidad corporativa.

3) Establezca metas desde la dirección

Los mejores objetivos corporativos de sostenibilidad son establecidos por el equipo de liderazgo. Estos objetivos serán una señal fuerte que motivará al equipo de trabajo y ratificará ante los clientes el hecho de que realmente a la empresa le importa operar de manera responsable. Los objetivos deben ser determinados por el equipo de sostenibilidad utilizando la información relacionada a los temas de impacto, pero en última instancia, el objetivo debe ser anunciado por el líder de la empresa.

4) Lleve la estrategia del papel a la realidad:

Una vez que ha identificado las áreas sensibles de su negocio sobre las cuales debe incidir para mejorar su sustentabilidad, y una vez que ha establecido metas claras; lo siguiente es empoderar a su equipo de trabajo brindándole capacidades para la ejecución y lineamientos claros de cumplimiento. Concentrarse en lo estratégico será clave para no perder el norte cuando surjan los desafíos. Tenga claro que el camino hacia el éxito nunca es un camino recto y valore las posibles limitaciones de su estrategia para que la adversidad no le tome por sorpresa. Y por supuesto, ¡no olvide celebrar también los pequeños hitos alcanzados!

5) Colabore con los demás y llame a otros a colaborar

La colaboración en el mundo empresarial puede ser poco usual en entornos de competencia, pero la colaboración B2B en sostenibilidad es necesaria para el éxito. Después de todo, todas las empresas están interconectadas por sus cadenas de suministro y por las múltiples interrelaciones que se establecen con los distintos actores sociales, como los socios, los proveedores, los clientes y la institucionalidad. Encontrará con satisfacción que muchos de ellos comparten objetivos complementarios de los cuales pueden surgir valiosas sinergias en favor de la sostenibilidad.

Cabe resaltar, que WeWork también ha facilitado a sus empresas miembro la posibilidad de participar colectivamente en diversas actividades con enfoque en la sostenibilidad, entre ellas, donaciones al Banco de Alimentos y la organización de eventos en favor de la salud física y mental. A estas actividades se suman iniciativas de fomento interno de la sostenibilidad relacionadas con temas como la equidad de género, la optimización del uso de recursos como el agua y la energía, la implementación de tecnologías limpias, así como la gestión integrada de residuos.