4 aprendizajes que dejó el 2021 para el futuro del trabajo

El 2021 fue un año lleno de descubrimientos. Palabras como flexibilidad y trabajo híbrido llegaron a escena para definir la nueva forma de trabajar, mientras que empresas alrededor del mundo luchaban por definirlas y adaptar sus modelos tradicionales a formatos desconocidos, que, en la mayoría de los casos, fueron implementados sobre la marcha y sin una estrategia definida.

Ante este contexto incierto en temas laborales, los grandes corporativos y referentes de las tendencias del futuro del trabajo emplearon recursos para identificar las preferencias.   Con esto en cuenta, WeWork, la compañía líder mundial de espacios flexibles, decidió asociarse con la firma de investigación Workplace Intelligence para evaluar los beneficios, las desventajas y los requisitos del modelo híbrido, con el objetivo de identificar las percepciones de trabajadores y directivos sobre este.

Los resultados se ven reflejados en el estudio llamado “El futuro del trabajo es híbrido”, donde mencionan, entre los temas más importantes, que 70% de los colaboradores encuestados querían mantener las opciones de trabajo flexible, mientras que un 50% hacían referencia a la importancia de tener un espacio de trabajo físico, al cual pudieran acudir hasta tres días por semana.

Ahora que se inicia un nuevo año, Juan Pablo Bustamante, General Manager de WeWork Perú, reflexiona las lecciones y oportunidades a los que la empresa se enfrentó durante dos de pandemia, mismos que le permitieron, a WeWork, continuar evolucionando su modelo de negocio, creciendo de la mano de sus socios y generando un nuevo portafolio de productos que estarán cumpliendo con las necesidades actuales y futuras de las empresas. Por ello, el ejecutivo comparte cuatro aprendizajes que identificó durante este tiempo:

Aprendizajes 2021

1.           El mercado laboral está listo para un regreso seguro, gradual y, lo más importante, híbrido 

A medida que los procesos de vacunación aumentan, y las empresas y colaboradores entienden los beneficios de los nuevos modelos de trabajo, veremos el aumento de las compañías que buscan implementar el formato híbrido, el cual llegó para quedarse.

A casi dos años de declarase de manera oficial la pandemia por COVID y de llevar el trabajo a los hogares, notamos que los principales beneficios trabajo remoto se centran en el aprovechamiento del tiempo de traslados, ahora inexistentes, permitiendo enfocar esfuerzos en ser productivos y lograr un equilibrio entre el trabajo y el tiempo con la familia. Los datos también señalan que el factor humano busca mantener un espacio físico, donde promover colaboración entre equipos. Equipamiento, espacio y mejorar la capacidad de concentración son los elementos que buscan el 60% de los encuestados en un estudio realizado por The Institute of Workplace and Facilities Management.

Cabe resaltar que, el regreso a los colegios de manera presencial juega un rol primordial en la elección de la modalidad de trabajo de los colaboradores, quiénes no podían dejar a sus hijos solos en casa, y ahora podrán optar por un modelo híbrido o presencial.

Asimismo, el interés de ciertas empresas por espacios como WeWork ha ido creciendo en los últimos años, ya que éste ha sido un apoyo en la parte de la reestructuración de su modelo de trabajo y negocio.  Esto refuerza el impacto positivo que tienen los espacios flexibles, creados específicamente para promover la creatividad y la productividad, entre los empleados; además de generar un beneficio económico para las empresas, cuando se trata de contratación de espacios.

2.           La Gen Z cobra relevancia para las empresas

Esta generación, nacida entre 1996 y 2012, está comenzando su carrera profesional y contribuyendo a la economía formal, a nivel mundial.  Sin importar si es su primera oportunidad laboral o una pasantía, la generación Z se está convirtiendo en el nuevo colaborador, lo que trae consigo un reto para los profesionales en reclutamiento, al solicitar nuevas prestaciones y formas de trabajo.

Si a esto sumamos que, de acuerdo con una encuesta encabezada por LinkedIn, 77% de los jóvenes participantes considera que estar en casa impacta en el aprendizaje laboral, y 35% de estos tiene “miedo de perderse la experiencia” de compartir un espacio de oficina y las actividades que se generen entre compañeros, el desafío aumenta.

Por ello, es vital que los departamentos de atracción de talento logren encontrar la forma de conectar con esta y futuras generaciones, al mismo tiempo que éstas conectan con sus predecesoras (millennials y centennials)

3.           El Bienestar de los colaboradores NO es negociable

Implementar acciones y programas que brinden a las personas un equilibrio laboral entre lo profesional y personal permitirá tener tiempos de desconexión y descanso para enfocar su mente y cuerpo en actividades que contribuyan a mejorar su calidad de vida, y que, a su vez, repercutirán en la productividad y resultados de sus actividades diarias.

De acuerdo con números de LinkedIn, el bienestar es tan importante que las personas se encuentran abiertas a sacrificar ciertas condiciones laborales, con tal de poder garantizar su salud mental y evitar cuadros de estrés, depresión y ansiedad.

4.           Adaptarse o Morir

El futuro del trabajo lo hemos visto desde hace varios años atrás. La empresa líder en espacios flexibles trajo al mercado peruano la posibilidad de adoptar una nueva forma de trabajar en un entorno que fomentaba la creatividad, productividad y estimulaba la relación entre colaboradores; con el diferenciador de poderlo realizar desde cualquier parte del mundo.

Hoy ese futuro es tangible y aún más accesible para todas las compañías, al contar con productos como All Access y Eventos, que forman parte de la evolución de WeWork y que han contribuido a la continuidad y desarrollo de los planes de negocio a nivel mundial.