Justo entrega días libres ilimitados a sus trabajadores, una tendencia en crecimiento en Latinoamérica

Partner tecnológico de restaurantes y comercios

Llegó marzo y de vuelta a la rutina. Algunos necesitamos volver a cargar baterías. Es como si necesitáramos un día adicional entre domingo y lunes para descansar o completar los pendientes que durante la semana no se pueden llevar a cabo ¿No sería mejor poder tener una “escapadita” laboral y aprovechar un día hábil para realizar algunas diligencias personales?

Qué bueno nos sentaría menos días laborales, pero tal vez nuestra economía aún no puede permitirlo, mientras tanto existen empresas comprometidas con el bienestar de sus colaboradores. Justo, el partner tecnológico de restaurantes y comercios, que está creciendo en Latinoamérica y que se encuentra en 6 países, se encuentra implementando la política de “días libres Ilimitados” para todos sus trabajadores.

Justo, de origen chileno, comenzó como una startup enfocada en tener un crecimiento sostenible y de manera justa, con el fin de no solo brindar beneficios a los restaurantes y comercios, que son sus partners, sino de ofrecer también beneficios para sus colaboradores internos.

Por tal motivo, todos los colaboradores de Justo de Perú, Chile, México, Colombia, Ecuador y Costa Rica cuentan con el beneficio de tener días libres ilimitados, es decir, pueden optar por descansar todo el tiempo que necesiten, siempre que estén en completa coordinación con sus equipos y líder de área y que esto no implique un quiebre operacional. Cabe destacar que los días libres son pagos.

Al respecto, Michelle Segal, Chief People Officer, indicó que “con este beneficio, queremos que todos nuestros colaboradores estén siempre con la mejor energía en el trabajo y puedan disfrutar de su vida personal al máximo. Pero, sobre todo, deseamos que sientan la libertad de poder ser dueños de su tiempo. Confiamos 100% en nuestros trabajadores y en el compromiso que tienen con Justo”.

De hecho, esta es una tendencia que ya han puesto en marcha en algunas empresas internacionales, y en esencia, pone a los trabajadores a cargo de decidir por sí mismos cuándo trabajar y cuándo tomar un descanso. Esta medida busca tener en cuenta los espacios de dispersión, así como diligencias personales que puedan surgir sin que esto se convierta en una experiencia incómoda para los colaboradores.