Oficinas Clase B: con un inventario en aumento, un precio de alquiler promedio estable, el mercado inicia su progresiva recuperación

  • El precio promedio de alquiler cerró en 13.3 dólares por m2 durante el segundo trimestre.
  • Las oficinas Clase B pueden tener una altura máxima de 10 pisos y cuentan con plantas de hasta 500 m2.

En el segundo trimestre de 2022, el inventario de oficinas Clase B en Lima aumentó su oferta en 5,915 m2 frente al trimestre anterior, mientras que el precio promedio de renta pedido se mantuvo en 13.3 dólares por m2, según un estudio de Cushman & Wakefield, empresa global de servicios inmobiliarios corporativos.

El informe señala que el precio se mantuvo en comparación al trimestre anterior, cuando cerró en 13.2 dólares por m2. Sin embargo, se redujo en un 6% frente al mismo periodo de 2021. Los precios pueden variar en un rango entre los $7.5 y $23 por m2, dependiendo del nivel de implementación.

Por lo general, los edificios Clase B presentan una altura de entre 7 y 10 pisos. Las plantas pueden alcanzar los 500 m2 y están divididas hasta en oficinas de 20 m2, que incluyen áreas comunes básicas como sala de reuniones, lobby y comedor.

Los submercados de Miraflores y San Isidro abarcan más de un tercio del inventario total (38%) y mantienen el 41% del área disponible con 36,790 m2 y 30,608 m2, respectivamente. El primer distrito destaca por la gran cantidad de edificios con un formato boutique (aquellos edificios con oficinas entre 20 y 70 m2, principalmente dirigidos a profesionales independientes, pequeñas empresas o start ups) entregados en los últimos 5 años (11 proyectos en total).

En tanto, San Borja y Magdalena son los submercados con los precios más altos: 18 y 15.3 dólares por m2, respectivamente. Y en contraste, las zonas con menor precio son Cercado de Lima y Callao, con 10 y 8.9 dólares por m2, respectivamente. Cabe mencionar que el nivel de implementación de los espacios influye en precio final pedido.

La tasa de vacancia (17.7%) se mantuvo estable respecto al trimestre anterior y el mismo periodo de 2021. Para la coordinadora de Investigación de Mercado de Cushman & Wakefield, Denise Vargas, esto y una absorción neta positiva de más de 3,000 m2 demuestra que el mercado se encuentra en una progresiva recuperación, considerando las características del producto entregado en los últimos proyectos que han ingresado al inventario.

Se estima que para fines de 2022 se entreguen un total de 11,301 m2, principalmente en proyectos ubicados en Lince y Chacarilla. Entre 2023 y 2024, esa cifra podría llegar a los 33,457 m2, donde la mayoría de los proyectos se encuentra en Miraflores y Santiago de Surco.