La deuda de la industria Fintech: derribar las barreras de acceso a productos financieros

  • Por Fernando Luna Guzman, Co-Founder & CEO de Lyra Network para Chile, Argentina y Perú

El término Fintech es utilizado para denominar a aquellas empresas que proveen productos y servicios financieros innovadores, mediante la utilización de tecnología o a través de plataformas tecnológicas. Las empresas que proveen productos y servicios financieros innovadores, mediante la utilización de tecnología han tenido un crecimiento exponencial en el mercado financiero mundial en los últimos años, impulsado en parte por la coyuntura vivida durante la pandemia. 

Los avances recientes en las nuevas tecnologías suponen una oportunidad para impulsar el desarrollo de nuevos servicios con los que facilitar el acceso de los colectivos excluidos – como las mujeres, que apenas alcanzan el 36%. Y los mayores de 60 años no superan el 30% de acceso a productos financieros – y adaptarse a sus necesidades concretas. No obstante, estos nuevos modelos de accesibilidad, así como la participación de nuevos actores, plantean retos y desafíos adicionales a los tradicionales en el sector financiero

Sin duda la tecnología es clave para superar las barreras que tradicionalmente han bloqueado el acceso a los servicios financieros, como las barreras geográficas, altos costos de los servicios o no contar con ningún producto bancario. 

Muchas empresas trabajan en reducir los costos y simplificar los procedimientos, mejorando la eficiencia de los servicios financieros, lo que favorece la inclusión financiera y el acceso al crédito para las pequeñas y medianas empresas. América Latina no se ha quedado al margen de esta evolución, produciéndose un marcado crecimiento en los emprendimientos fintech, mientras que la regulación en la mayoría de los países es aún incipiente.

Por lo que las Fintech deben continuar abriéndose paso para resolver demandas de inclusión financiera, relacionadas al tiempo, economía, agilidad y acceso de las personas y las PYMES. Teniendo en cuenta este escenario es que desde LYRA trabajamos en promover estándares de seguridad utilizados a nivel mundial y tecnología de vanguardia, para que las empresas puedan brindar servicios y experiencias de calidad a sus clientes. 

Adicionalmente, el mayor nivel de accesibilidad a los servicios financieros que permiten las nuevas tecnologías debe producirse en combinación con unos niveles suficientes de confianza en el sistema financiero. Para ello, es imprescindible trabajar con el sector público y reforzar las normativas de protección del consumidor, en especial en aspectos relacionados con la privacidad y la seguridad y llevar adelante campañas de sensibilización.

Creemos que la verdadera inclusión financiera es posible y estamos trabajando para y por ello, el camino es largo, pero sin duda ya ha comenzado.