Aspectos a considerar frente a una emergencia de salud

Ante un accidente o una complicación de salud, es común que las personas involucradas se pongan nerviosas o entren en pánico. Muchas veces no existe conocimiento o certeza sobre cómo proceder ante estas situaciones, estado que provoca que no se reaccione adecuadamente y se cometan errores que comprometan más la situación.

Ante este panorama, si bien es importante contar con un seguro de salud, también resulta fundamental que exista una persona que pueda asesorar al afectado. Por ejemplo, si una persona asiste a la clínica y no puede atenderse con su plan de salud, puede llamar a su bróker para que este le brinde soporte con la emergencia del momento, localizando así a su aseguradora.

Bajo la premisa anterior, QuePlan.pe, Startup 100% digital que facilita la búsqueda y comparación de seguros de salud, EPS y planes clínicos, destaca también por su servicio postventa.

La interfaz digital arribó al Perú a fines del 2019 para que las personas puedan acceder y encontrar la mejor alternativa de salud según sus necesidades de cobertura y presupuesto. En esa misma línea, ofrecen un servicio de post venta sencillo, personalizado y amigable.

Una de las razones por la que la gente asiste al establecimiento de salud son por los accidentes de tránsito. En este sentido, durante el año 2021 se registraron aproximadamente 57 mil accidentes de tránsito en todo el Perú, según el Anuario Estadístico de la Policía Nacional del Perú.

Ante los siniestros, la mejor actitud que debe asumir la persona ante un imprevisto de salud, es mantener la calma. En vista de ello, recopilamos cinco consejos para tener en cuenta en caso de encontrarse en un accidente de tránsito:

1. – Corrobora si hay lesionados: Nunca abandones el lugar de un accidente, por leve que haya sido. La seguridad es lo más importante.

2. – Si no estás lesionado y el accidente fue leve, maneja cuidadosamente el auto hasta dejarlo a la orilla de la pista para que no estorbe el tráfico.

3. – Mantén encendidas las luces de emergencia y coloca bengalas o triángulos reflectantes a fin de llamar la atención de otros conductores para que disminuyan su velocidad.

4. – Comprueba posibles derrames de aceite o combustible para indicarlos a los servicios de emergencia.                                       

5. – Pedir asistencia médica y/o policial. Si un policía acude al lugar del accidente, anota su nombre, número de identificación y sus datos de contacto. Asegúrate de pedirle una copia del informe del accidente.