Movilidad sostenible: Conoce cómo las empresas ayudan al medio ambiente

  • Compañías apuestan por promover el uso de vehículos alternativos y otras estrategias ecoamigables.

Según el último Reporte Mundial de Calidad de Aire de IQAir, Perú es el país con el aire más contaminado de Latinoamérica; mientras que, a nivel global, ocupa el puesto 26. Un 70% de esta contaminación en nuestro país sería generada por el parque automotor, de acuerdo con un estudio de la iniciativa de Aire Limpio. Ante ello, algunas empresas vienen implementado políticas que favorezcan el uso de transporte sostenible, con el fin de ayudar al medio ambiente y optimizar traslados.

Empresas peruanas como el Grupo Crosland no solo han incursionado en la venta de vehículos eléctricos, sino que incentivan a sus colaboradores a usar vehículos alternativos. Esto permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, así como la contaminación atmosférica y acústica ocasionada por automóviles y transporte público.

“Hemos implementado un programa de beneficios para que nuestros trabajadores usen vehículos sostenibles. Por ejemplo, brindamos financiamiento sin intereses en las bicicletas, bicicletas eléctricas y scooters que vendemos, además de darles un 20% de descuento en el precio. Asimismo, acondicionamos estacionamientos en nuestros locales para que los colaboradores puedan parquear estos vehículos sostenibles con total seguridad”, afirma Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland.

La Asociación Automotriz del Perú (AAP) estima que el promedio de antigüedad del parque automotor en el país es de 13 años, cuando no debería exceder los cinco, debido a la polución que producen el combustible y el desgaste del motor. Además, esta organización señala que los vehículos alternativos favorecerían la economía familiar, pues evitan los costos del desperdicio de combustible que se puede generar durante las horas de tráfico, cifra que ascendería a S/ 5,414 millones al año.

“Consideramos que es el momento de un cambio; por ello, apostamos por el uso de vehículos sostenibles para los tramos más cortos. Así, aspiraremos a ser una ciudad con un transporte más seguro y accesible”, señala.

Por otro lado, las iniciativas de reciclaje también están cobrando mayor importancia entre las compañías. “Estamos poniendo en práctica un sistema de gestión de residuos líquidos −de aceites, por ejemplo−, así como de componentes plásticos. Esto nos permite tener una adecuada disposición de estos recursos en su punto de acopio, con fines de reciclaje. En muchos casos, nosotros mismos reutilizamos madera y fierro en nuestras áreas de embalaje. Por el lado de los residuos orgánicos, los reciclamos en la medida de lo posible para el cuidado de nuestro huerto en el negocio gastronómico”, finaliza el especialista de Grupo Crosland.