OPPO y Sony se unen para crear un sensor que potenciará la calidad de selfies

  • Para llevarlo a cabo, la inversión fue de más de 15 millones de dólares y se involucraron más de 300 ingenieros, 87 patentes y 3 años de intensiva y colaborativa investigación y desarrollo.

La marca líder mundial de dispositivos inteligentes OPPO y Sony se unen para desarrollar un sistema que permita selfies de alta calidad y que destaque en la categoría. En ese sentido, la alianza permitió la creación del primer sensor IMX709 del mundo.

El ultrasensible sensor IMX709 fue diseñado con una inversión de más de 15 millones de dólares y fue posible gracias a la participación de más de 300 ingenieros, la presentación de 87 patentes y 3 años de intensiva y colaborativa investigación y desarrollo.

El sensor cuenta con una nueva matriz de píxeles RGBW y el algoritmo Quadra Binning de OPPO, dando la posibilidad de capturar un 60% más de luz y reducir el ruido en las imágenes en un 35%. De tal manera se ofrecen resultados más claros y brillantes en condiciones de poca luminosidad, además de un aumento de la precisión y la sensibilidad.

Asimismo, está fabricado con un proceso de 22 nanómetros y chipsets producidos por ambas marcas, lo que se tradujo en un crecimiento del 330% en el volumen de los transistores, una precisión de fabricación de 45% más y un 30% menos de consumo de energía para una vida prolongada de la batería.

El Sony IMX709 es el primer sensor frontal del mundo en un teléfono inteligente que incluye la tecnología Digital Overlap High Dynamic Range (DOL-HDR) en el nivel de hardware. Esta tecnología está enfocada en la mejora del contraste y la sensibilidad entre las áreas con poca luz y alta iluminación en una imagen, con la finalidad de equilibrar las fotografías y crear escenas únicas.